Abstract

El presente artículo pretende reflejar la importancia que tiene una correcta utilización de los modelos hidrológicos, en el diagnóstico de la situación real de las cuencas hidrográficas sometidas a fenómenos torrenciales y con problemas para mantener y/o recuperar sus coberturas vegetales; tan necesarias para asegurar el equilibrio dinámico de dichas cuencas. El análisis del geodinamismo torrencial (con frecuencia realizado a través de modelos hidrológicos integrados) y la necesidad de proteger y al mismo tiempo utilizar adecuadamente los recursos hídricos y edáficos de una cuenca, basándose en el mantenimiento de una extensión apropiada de las cubiertas vegetales permanentes en la misma (bosques, matorrales y pastizales) y de manera especial en su cabecera, son dos aspectos fundamentales para asegurarse el equilibrio dinámico de la cuenca y su aprovechamiento sostenido. Ambos se pueden estudiar conjuntamente a través de modelos hidrológicos distribuidos espacio-temporales; que permiten una exhaustiva ordenación agrohidrológica de una cuenca, sobre todo cuando se trata de abordar en ella un proyecto de restauración hidrológico-forestal.

This content is only available as a PDF.