Abstract

Adoptada en Octubre de 2000 y publicada en Diciembre del mismo año, la Directiva Marco del Agua (DMA, 2000/60 EC) es ciertamente una pieza de legislación muy ambiciosa. Porque no es únicamente la primera vez que la Unión Europea asume el objetivo de la mejora del medio acuático sino que, en el fondo, busca propiciar una política sostenible del agua. El presente artículo pretende dar una definición más precisa del concepto de política sostenible del agua para, posteriormente aplicarla al caso particular de los servicios de agua y de las infraestructuras hidráulicas. En una segunda parte del artículo, se tratará de demostrar cómo la DMA empuja a los países europeos miembros, y muy especialmente a los mediterráneos, hacia una política del agua desde la perspectiva de la gestión de la demanda, en lo que bien podría llamarse la “tercera edad” de la industria del agua.

This content is only available as a PDF.