Abstract

Los datos sobre corrientes con derrubios recogidos en cuencas monitoreadas tienen gran importancia para mejorar la comprensión de estos peligrosos fenómenos, a fin de desarrollar medidas de mitigación (sistemas de alerta temprana, obras de ordenación). El torrente Moscardo, un pequeño curso de los Alpes Orientales (área de la cuenca: 4.1 km2) ha sido instrumentado para el monitoreo de las corrientes con derrubios, registrándose catorce eventos desde 1990 hasta 1997. La instrumentación de monitoreo instalada en la cuenca incluye pluviógrafos, sensores ultrasónicos, sensores sísmicos y una telecámara, que permiten medir la lluvia, el nivel del flujo y las vibraciones causadas por el paso de la corriente con derrubios. Otras importantes variables, como la velocidad media del frente del flujo, el caudal máximo y el volumen, se estiman elaborando los datos medidos. Las imágenes registradas por la telecámara han sido utilizadas para interpretar las diferentes fases que se producen en una crecida y han permitido estimar la velocidad superficial de la corriente.

This content is only available as a PDF.