Abstract

Los flujos densos han sido estudiados desde diferentes disciplinas, como la geología y la hidráulica. En general, en la hidráulica fluvial se apunta a las aplicaciones prácticas en el campo de la ingeniería por lo que es necesaria la cuantificación de los procesos. Para ello, los desarrollos que parten de conocer la física del problema, analizando las fuerzas en juego, y que plantean ecuaciones que resuelven la dinámica, resultan los más adecuados. En ese contexto, han sido desarrolladas expresiones complejas que intentan incluir las variables que afectan el fenómeno a partir del comportamiento reológico de los flujos densos, y que permiten su estudio mediante modelación numérica. En la bibliografía, a partir de enfoques similares, se han desarrollado relaciones para definir los umbrales de las distintas clases de flujos hiperconcentrados. La dificultad para la determinación de los datos básicos en la aplicación de dichos desarrollos, complica el uso de estas herramientas, por lo que en la práctica ingenieril en problemas de flujos densos, en general se utilizan expresiones empíricas. A modo de ejemplo, se presentan aplicaciones en la alta cuenca del río Bermejo, en el norte argentino, en las que se analizan las características del fenómeno y la información disponible, describiéndose también las expresiones que dan los parámetros básicos a utilizar en el diseño de obras.

This content is only available as a PDF.