Abstract

En este trabajo se presenta una metodología para la valoración energética de estaciones de bombeo que abastecen caudales variables. El caudal impulsado se caracteriza como variable estocástica mediante su función de densidad. Dada la dificultad de conocer dicha función en la realidad cuando no existen aforadores, se deberá estimar mediante la adopción de hipótesis racionales. Las hipótesis de Clèment se han usado para caracterizar dicha función de densidad asociada al caudal distribuido en zonas regables a la demanda. Caracterizado el caudal, se determina el consumo energético a partir del conocimiento de las curvas características (altura-caudal y potencia-caudal) de cada uno de los impulsores. La metodología presentada permite la evaluación de cualquier sistema de bombeo teniendo en cuenta la variabilidad del caudal.

This content is only available as a PDF.