Abstract

Tradicionalmente, el olivo ha sido un cultivo de secano en Andalucía, al Sur de España. Sin embargo, la respuesta del olivo a aplicaciones adicionales de agua es espectacular. Han sido calculados mapas anuales de ET para la provincia de Jaén, el área en la que el riego de esta cosecha crece con mayor velocidad. Se ha utilizado la ecuación de Hargreave para dicho cálculo de ET. Se presenta una estimación regional del mismo utilizando el método de la distancia cuadrática recíproca para la interpolación. Se propone un esquema de riego que permite una estimación de los meses exactos para regar y se propone asimismo una estimación de la cantidad constante de agua a aplicar diariamente por árbol utilizando riego por goteo. Un análisis de sensibilidad demuestra que pequeños cambios en las variables de diseño puede resultar en una gran variación de la estimación de requerimientos de agua.

This content is only available as a PDF.