Abstract

El glosario que sigue pretende frenar efectos de la corrupción que invade el lenguaje común en materia de riegos. El autor estima que la fuerte tendencia al uso frecuente de barbarismos poco convenientes se debe, en primer lugar, a la vitalidad de esa tecnología. En segundo lugar, a la desidia o la ignorancia, vicios que suelen llevar aparejados el del uso inapropiado de viejas voces. Reconoce que, en cualquier caso, sus consecuencias son especialmente relevantes en los campos científico y tecnológico. No solo porque es en ellos donde el progreso del riego añade nuevas técnicas a un ritmo más acelerado, sino también porque los conceptos allí implicados son particularmente delicados. Por lo que respecta específicamente a la lengua castellana, el glosario se hace eco de la preocupación de que la terminología de riegos desborde el potencial de guía y control del Diccionario de la Lengua Española, el medio más razonable para evitar que la invasión de palabras espurias reduzca la capacidad para comunicarse de muchos pueblos de cuyo patrimonio cultural dicha lengua forma parte, lo que tanto contribuye a realzar su atractivo en un marco universal. Preparado con la intención de ayudar a encontrar tecnicismos de riego necesarios aún no reconocidos por el DRAE, es de esperar que el glosario también contribuya a relegar al olvido acepciones inconvenientes y a detener la aceptación de tecnicismos que no son imprescindibles. A menudo, sugiere opciones alternativas a términos cuyo uso indebido debe ser evitado. Sus entradas fueron seleccionadas y sus significados escritos previa consulta de fuentes científicas o lingüísticas reconocidas, que se citan en la bibliografía.

This content is only available as a PDF.