Abstract

La estimación de la evapotranspiración es esencial en los sistemas de riego, en el cálculo de pérdidas de agua en embalses, en la estimación de balances hídricos, en las predicciones de escorrentía, así como en estudios climatológicos y meteorológicos. Las nuevas técnicas denominadas teledetección y sistemas de información geográfica (SIG) permiten el cálculo de la distribución espacial de este parámetro. Un nuevo modelo racional, SEBAL (Bastiaanssen, 1995), basado en la ecuación de conservación de la energía, ha sido aplicado en el estudio que se presenta. En este modelo se ha reducido el número de relaciones empíricas, además de presentar otras ventajas. El modelo ha sido calibrado y validado en una zona localizada en el Valle del Guadalquivir (España), a partir de una imagen del satélite Landsat-TM5 y de información climática. Posteriormente, el modelo ha sido utilizado con una resolución menor que la original por medio de un procedimiento de agregación de la imagen TM original. Este cambio en la resolución fue adoptado al objeto de comprobar la posible utilización de otras clases de imagen de satélite (por ejemplo, el NOAA). La evapotranspiración y otras variables obtenidas por teledetección se relacionan con ciertas características superficiales, por medio del uso de mapas de cultivos, suelos y mapas digitales de elevación del área de estudio.

This content is only available as a PDF.