Abstract

La erosión por cárcavas efímeras es un fenómeno muy frecuente en los suelos francos o franco-limosos formados sobre las Margas Miocenas del sur de Navarra. Se han identificado tres tipos de acuerdo con sus orígenes: las formadas dentro de la misma parcela en la que se origina la escorrentía; formadas por flujos provenientes de aguas arriba de la parcela; cárcavas efímeras asociadas a discontinuidades, relacionadas con cambios abruptos de pendiente. Al cabo de una campaña agrícola poco lluviosa, la erosión por cárcavas efímeras ha sido responsable de grandes pérdidas de suelo, superándose localmente los 2.66 kg m-2 año-1, lo que contribuye a unas pérdidas totales por encima de niveles tolerables. La práctica totalidad de la erosión se ha producido por una única lluvia de invierno intensa y breve, sobre un suelo muy húmedo y sin apenas protección vegetal. La mayor parte de las pérdidas por cárcavas efímeras se han debido a la ausencia de redes de desagüe capaces de evacuar el exceso de agua.

This content is only available as a PDF.